Prostitutas feministas buscando prostitutas

prostitutas feministas buscando prostitutas

Este artículo fue publicado en Sin embargo, he decidido dejarlo intacto porque las trayectorias me parecen importantes, y porque esta entrevista fue el punto de partida de muchas reflexiones importantes y de quien soy ahora. Desde hace un par de años se han multiplicado las publicaciones y los artículos online de mujeres feministas alabando a las "trabajadoras del sexo" y defendiendo su derecho a hacer de ello un negocio si así lo eligen.

Después de todo, una elección no es elección si no se toma con libertad. Durante años se ha dedicado a ayudar a estas mujeres y ella misma es víctima de este trastorno.

Y, mientras los medios y las películas comerciales nos venden el mito del tío tímido, inseguro y solitario que nunca consigue ligar y necesita la ayuda de una prostituta que se divierte con su ingenuidad, la realidad es muy distinta: Y el cliente, como es bien sabido, siempre tiene la razón.

Cuando una mujer no tiene recursos, o no puede acceder a una educación, o ha sufrido abusos sexuales de pequeña, no es difícil que caiga en la red de la prostitución.

Tal y como señala este estupendo artículo de The Guardian , muchas mujeres prostituidas eran sólo niñas cuando empezaron. Incluso creo que yo misma he llegado a decirlo. Eso por no mencionar que la tal "vía de escape" es nada menos que un ser humano.

Y esto ocurre a los aliados de todos los movimientos sociales. Tendemos a poner palabras en las bocas de las víctimas y validamos nuestra opinión sin escucharlas. Nos ocurre a todos y no es un problema exclusivo del activismo, sino de la sociedad a nivel mundial - problema que sólo nos quitaremos de encima siendo conscientes de su existencia. El privilegio, la elección y la crisis en la prostitución. Cuando se espera sexo a cambio de hospitalidad.

Pao San Saturday, 27 February Buen artículo, sin embargo me gustaría aclarar que también habemos feministas abolicionistas que entendemos que en la prostitución no hay elección real porque no hay alternativas. Lola Monday, 29 February Ser prostituta es un trabajo social! Te recomiendo un documental muy bonito: Catalina Monday, 29 February Y no habéis pensado nunca que el colmo de la explotación sexual es el matrimonio?

Nacho Tuesday, 01 March Sin querer entrar a probar que sí que hay muchas, muchísimas prostitutas que eligen su profesión libremente y obviando la criminalización que se ha hecho de los clientes, a los que se ha puesto de violadores para arriba algo bastante alejado de la realidad en la mayoría de los casos , he de preguntar algo que todo el mundo pasa por alto: Porque, la verdad, si yo tuviese dinero de sobra para vivir, iba a trabajar Rita.

Supongo que lo descubro haciendo activismo en la ONG de derechos animales. En ese momento tenía 19 y para mí fueron muy importantes esos años en mi vida. El feminismo empieza calando primero en mi relación conmigo misma y luego con mis ex parejas. Me empiezo a dar cuenta del origen de las inseguridades que tengo con mi cuerpo y empiezo a detectar que las relaciones que había tenido eran tóxicas. En mi trabajo el feminismo es una herramienta fundamental para poder trabajar en condiciones éticas.

Como he dicho antes, no es aceptable que un hombre se crea con derecho a abusar de ti porque te esté pagando. Leyendo a compañeras feministas y trabajadoras sexuales es cuando empiezo a declararme como sujeto de derecho con capacidad de decidir libremente sobre mi cuerpo y mi sexualidad y no dejar que me cosifiquen o me quieran tratar como un trozo de carne en venta.

He visto una sororidad increíble entre mis compañeras y muchísima fuerza como mujeres siendo una minoría discriminada. El trabajo sexual necesita al feminismo, y el feminismo necesita a las trabajadoras sexuales. Hemos leído que eres muy selectiva en cuanto a clientes se refiere. Que pones normas para el disfrute mutuo y descartas si esa persona no te transmite confianza. La prostitución sin relaciones pactadas no es prostitución. Todas elegimos a nuestros clientes y todas tenemos normas.

Cuando alguien es forzada a aceptar clientes que no quiere estamos hablando de explotación laboral, trata o violaciones, y eso es delito. Cuando una mujer acepta clientes que no quiere porque la alternativa es no pagar el alquiler, estamos hablando de casos de vulnerabilidad extrema en un sistema que no aporta soluciones a la pobreza, y esto recordemos que también pasa en otros trabajos como el sector doméstico, la agricultura o la construcción.

Las putas empoderadas no somos una excepción. Es bien sabido que dentro del movimiento feminista hay un debate interno acerca de la prostitución. Por ejemplo, Beatriz Gimeno dice: Se puede decir exactamente lo mismo del matrimonio heterosexual. Pero de la misma manera que la historia demuestra que el matrimonio ha evolucionado y ya no es exclusivamente una unión en donde el hombre adquiere dominio absoluto sobre su esposa, con la prostitución pasa lo mismo.

Pueden existir relaciones éticas entre putas y clientes. El problema no es la prostitución, igual que no lo es el matrimonio, el problema es el machismo y se puede trabajar contra ello sin necesidad de silenciar las voces de todas las prostitutas que pedimos derechos.

Dicho en otras palabras. No creo que el sexo tenga que ser un derecho que estemos obligados a dar para asegurarnos que todos puedan conseguirlo, esto es contrario a las libertades personales.

Las prostitutas decidimos poner otro tipo de condiciones, igual de legítimas. En relación a la pregunta anterior. Todos los trabajos nacen desde una relación de poder desigual en el momento en el que alguien necesita dinero. Ella soñaba con convertirse en una bailarina profesional y comenzó a dar clases de ballet durante la hora del almuerzo en su colegio. Y se hicieron tan populares que un conocido grupo de danza, Limbs, fue a dirigir las lecciones. Así que esperé", dice. Los oficiales le indicaron que no había nadie usando el teléfono así que no había necesidad de esperar.

Y en cuanto me empujaron contra la pared para registrarme y amenazarme, supe que no había ninguna diferencia entre si lo hacía o no ". Valisce se dirigió a la calle Karangahape y le pidió consejo a una mujer que trabajaba allí como prostituta. Era samoana, demasiado joven para estar trabajando en la calle y estaba claro que ya llevaba allí mucho tiempo". En , después de dos años ofreciendo sus servicios en la calle, Valisce visitó el Colectivo de Prostitutas de Nueva Zelanda NCPZ en Christchurch, una ciudad a kilómetros al sur de la capital, Wellington, en la costa este de la Isla del Sur.

También la invitaron a las reuniones que celebraban cada viernes en la noche, en las que servían vino y queso. Se convirtió en la coordinadora del salón de masajes del colectivo y en una entusiasta simpatizante de su campaña para la despenalización de todos los aspectos del comercio sexual, incluido el de los proxenetas.

Estaba muy emocionada sobre cómo la despenalización podría mejorar las cosas para las mujeres" , afirma. La despenalización llegó en y Valisce asistió a la fiesta de celebración que se realizó en el colectivo.

El privilegio, la elección y la crisis en la prostitución. Cuando se espera sexo a cambio de hospitalidad. Pao San Saturday, 27 February Buen artículo, sin embargo me gustaría aclarar que también habemos feministas abolicionistas que entendemos que en la prostitución no hay elección real porque no hay alternativas.

Lola Monday, 29 February Ser prostituta es un trabajo social! Te recomiendo un documental muy bonito: Catalina Monday, 29 February Y no habéis pensado nunca que el colmo de la explotación sexual es el matrimonio? Nacho Tuesday, 01 March Sin querer entrar a probar que sí que hay muchas, muchísimas prostitutas que eligen su profesión libremente y obviando la criminalización que se ha hecho de los clientes, a los que se ha puesto de violadores para arriba algo bastante alejado de la realidad en la mayoría de los casos , he de preguntar algo que todo el mundo pasa por alto: Porque, la verdad, si yo tuviese dinero de sobra para vivir, iba a trabajar Rita.

La opinión aquí vertida tiene un sesgo muy grande y es que, aunque la autora, a pesar de decir que "el proceso para formar una opinión debe incluir la escucha a las personas afectadas por lo que estamos intentando abolir o defender", tan sólo ha contado con la opinión de una trabajadora sexual en particular, con una opinión muy concreta. Antonio01 Saturday, 16 April Yo soy virgen con 25 años, nunca he besado una mujer y nunca he tenido novia.

He evitado siempre la prostitución. Pero hay días que me subo por las paredes de puro deseo sexual y estoy lleno de rabia. Revolution on the Road Wednesday, 20 April Disculpa que haya tardado en responder. Primero, porque yo me he limitado a escribir un artículo y a exponer mis ideas, que son subjetivas; y segundo, porque no estoy en tu lugar. Puedo empatizar con tu problema, y lo hago, y créeme que lo siento mucho y puedo entenderlo aproximadamente a raíz de experiencias de personas cercanas a mí.

Pero no estoy en tu situación, ni soy psicóloga, ni he hablado contigo lo suficiente como para profundizar en ello, y por tanto es imposible que yo pueda decirte cómo resolverlo. Sin embargo, eso no pone en conflicto mis ideas sobre la prostitución.

Sigo pensando que el sufrimiento de una persona no justifica el de otra. Pere Soler Tuesday, 19 July ZeroMacho es una organización de hombres que lucha por la igualdad y la abolición de la prostitución a nivel local y europeo.

Flavia Sunday, 06 November Gisel Monday, 07 November Si me esforzaría en trabajar mis problemas, como todo el mundo que tiene problemas, con un terapeuta calificado. Mientras tanto mucho juego de manos, fantasías e imaginación.. Las mujeres siempre buscaran de parecer las victimas. La elección es propia. Si culpar el entorno es valido para justificar la decisión de entrar a la prostitución y llamarlo acorralamiento entonces los hombres podemos culpar a nuestra naturaleza como un fenómeno que nos obliga a realizar esos actos de violencia.

Afortunada cada uno de nosotros posee voluntad y es posible tomar otras decisiones. Juana Friday, 07 April Efectivamente, me alegro de que hayas tenido la oportunidad de haber hablado con esa prostituta y de que hayas este articulo.

Tube que ejercerlo por necesidad y te digo lo siguiente: La unica elección libre que haces es la primera, cuando decides ser trabajadora sexual. Una vez que estas dentro te topas de bruces con la realidad, que es la que tan bien has descrito en tu articulo. Amanda Carvajal es una escort de lujo madrileña. No se considera feminista ni activista, pero lleva igual de mal las acusaciones de otras mujeres: El cliente acepta y, si no le gustan las condiciones, simplemente el encuentro no se produce.

Eso para mí es igualdad de género , pues es un acuerdo en el que tanto él como yo salimos ganando. Varias asociaciones de profesionales del sexo, como Aprosex, Hetaira, Genera, Cats y Prostitutas Indignadas llevan tiempo defendiendo los derechos de este colectivo, la despenalización y la diferenciación clara con las redes de trata. Riot se refiere a Erika Lust , autora de cintas que apuestan por una mirada femenina donde la mujer no es utilizada como un objeto sexual, toma la iniciativa y explora sus propios placeres: Es decir, que no sólo hago películas donde el placer femenino importa y la representación de las relaciones sexuales es realista, igualitaria y respetuosa, sino que el proceso de producción es ético y fomenta la participación de mujeres en cualquier puesto de trabajo.

Disfrutar del sexo explícito en pantalla no es algo intrínsecamente masculino. Miller ha estado en la picota desde que protagonizó un polémico vídeo promocional del Festival Erótico de Barcelona donde denunciaba la hipocresía de la sociedad española: Es un trabajo que disfruto mucho y que me da muchas satisfacciones.

La mayoría de estas chicas salen y entran en el trabajo sexual dependiendo de su situación personal o económica del momento. Una de las ventajas de ser prostituta es que puedes dejarlo y volver cuando quieras. Iniciar sesión para participar. Lo que no me he encontrado nunca es a nadie que desee esa ocupación para su hija, su hermana ni para ninguna a la que se aprecie.

Y me supongo que las que la ejercen pasaran por fuertes depresiones antes de caer al fin en el embrutecimiento emocional. Lo que pasa es que hay muchas formas de feminismo. Hasta en eso, hay radicales y moderadas. Por eso, no se debe generalizar ni meternos a todas en el mismo saco porque NO tenemos nada que ver unas con otras.

Es ponerse el marchamo de feminista y ya se puede defender que los burros vuelan y las mulas van al cine. Que solitas se van a quedar muchas. Si tu lo dices Los pagarían sin problema si se hiciera lo que se debe de hacer, legalizar su actividad laboral.

Fotografía por Michelle Gentile Ofrecen servicios sexuales y no se sienten explotadas. Volver a la noticia '"Soy prostituta y feminista"'.

prostitutas feministas buscando prostitutas Eso por no mencionar que la tal "vía de escape" es nada menos que un ser humano. Es un trabajo que tiene sentido con mi identidad y no hubo ninguna sorpresa para ellos. Es una activista por los derechos de las mujeres, en especial, de las prostitutas. Ella soñaba con convertirse en una bailarina profesional y comenzó a dar clases de ballet durante la hora del almuerzo en su colegio. Tiempo de lectura 8 min.

0 thoughts on “Prostitutas feministas buscando prostitutas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *